primer día de cole niños sobrevivir
Niños

Cómo sobrevivir al primer día de cole

como hacer la adaptación más sencilla y de manera positiva.

El primer día de cole puede ser un momento estresante y difícil tanto para los padres como para los hijos. Para ellos es un cambio que no acaban de entender y para nosotros como padres puede ser estresante y algo difícil y lo que queremos es que todo salga bien y que el periodo de adaptación sea lo mas llevadero y positivo posible.

Es importante empezar con la adaptación idealmente 1 semana antes del gran día, de esta manera será todo más gradual. Algunos cambios que pueden hacerse son:

  • Ajustar los horarios de la cena y el momento de ir a la cama y establecer un horario rutinario que se corresponda con el que deberá llevar el niño una vez empiece el cole
  • Antes de ir a la cama hacer actividades más relajadas como la lectura. El niño estará más relajado antes de ir a la cama y además volverá a coger el habito de la lectura.
  • Rencontrarse con sus amigos después de las vacaciones puede ser una buena manera de motivar al niño para la vuelta al cole
  • Preparar la mochila juntos y comprar (en caso de ser necesario) material escolar que pueda hacerle sentir emoción y ganas por empezar
  • Ir hablando del colegio, sus profesores y todo lo que irá haciendo y aprendiendo a lo largo del año en el colegio

La noche previa es sin duda muy importante. Algunos de nuestros consejos serían:

  • Preparar un buen baño y que el niño se vaya a dormir temprano. Es importante que el niño haya descansado para afrontar el día de la mejor manera posible.
  • Hablar. Es muy importante dejar que el niño se exprese y diga como se siente y cuales son sus miedos. Mantener una conversación, escucharlo y reconfortarle si es necesario, puede ser clave.

Una vez llega el gran día, es importante mantener la calma y ser lo más positivos posible:

  • Levantarse con tiempo. Puede ser estresante para ambos ir con prisas. Es recomendable levantarse un poco antes para que pueda prepararse tranquilamente.
  • Un buen desayuno. Es importante para que el niño se sienta alegre y con energía para afrontar el día.
  • La despedida: estás no deben ser demasiado largas. Deben ser optimistas y cariñosas. Es importante no desaparecer así de repente, el niño debe sentirse acompañado ya que sino puede sentirse abandonado.
  • Celebrar. El primer día es duro, así que es importante celebrar el esfuerzo que hacen. Un desayuno, una merienda, un rato en el parque o en casa de un amigo pueden hacer que el niño este motivado para el día siguiente.

Y vosotros… ¿cómo afrontáis el primer día con los peques?

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies